Cómo cortar embutido

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Los embutidos actualmente, no sólo en España, sino en muchos países del mundo, son uno de los productos cárnicos preferidos, dado que su servicio y consumo permite degustar un aperitivo que, además de rico nos llena de energía.

Por otra parte, los embutidos se caracterizan porque se pueden comer de manera rápida, lo cual es muy importante en un mundo tan convulso como el que habitamos, donde el agite del día a día a veces no nos permite degustar platos muy elaborados. 

Sin embargo, otra ventaja que tienen los embutidos es que también pueden ser, perfectamente, acompañantes de platos más elaborados, así como de otros alimentos, como panes o quesos, entre otros. Es decir, pueden fungir como aperitivos o tapas o bien como parte de una comida más completa y elaborada. 

Asimismo, aunque los embutidos son deliciosos y muy variados, su sabor y mejor degustación dependerá, en gran medida, de la forma en que se corten. Así es, está comprobado que la forma de corte potencia no solo su sabor sino sus virtudes. Además de que esta también contribuye a brindar una mejor estética en la presentación, que los hará aún más provocativos.

Efectivamente, cortar embutidos y saberlo hacer es primordial para, no sólo darle un mejor aspectos a nuestros platillos o tablas de servicio, sino además para potenciar su gusto, porque un embutido cortado de la forma idónea es gloria para nuestro paladar.

Por último, y antes de pasar a explicar un poco cómo debería ser el corte de los embutidos, hablaremos un poco de este delicioso alimento. En este sentido podremos conocer qué es, cuántos tipos existen y cuáles son los más conocidos.

¿Qué es un embutido?

Existen muchas definiciones para los embutidos, desde las más técnicas hasta las más sencillas. Nosotros nos inclinaremos por la más sencilla, a fin de abarcar al mayor número de público y hacerlo de manera que se comprenda mejor. Básicamente los embutidos son un derivado cárnico que consiste en rellenar una tripa natural o artificial con otros ingredientes tales como: carne de res o de cerdo (picada o no), condimentos, especias, productos vegetales, la grasa de los cerdos y otros restos comestibles.

Clasificación y/o tipos de embutidos

Por otra parte, existe una variedad de embutidos que, dependiendo de sus ingredientes, se pueden clasificar en: a) embutidos de carne, b) embutidos de vísceras, c) embutidos de sangre y d) los fiambres.

En fin, y para que no haya confusión respecto a lo que es un embutido o no, un alimento será un embutido siempre y cuando el producto cárnico esté introducido en una tripa rellenándola.

Asimismo los embutidos tienen muchas clasificaciones dependiendo de si son crudos, o sea que no han sido sometidos a un tratamiento térmico, o hervidos o escaldados, que son los que se cocinan en agua caliente. Por otra parte, dentro del grupo de los crudos los hay frescos y también ahumados. 

Pero además también se pueden clasificar dependiendo de si son mezclas de ingredientes o si, por el contrario, son puros. Igualmente puede hacerse a partir de su consistencia, de su color, entre otros.

Ahora bien, e independientemente de toda esta clasificación, lo que define y caracteriza finalmente a un embutido, como ya dijimos y para que quede claro, es que se trate de una tripa, natural o artificial, que esté atiborrada de ingredientes cárnicos, bien sea puros o acompañados de otros ingredientes comestibles.

¿Cuáles son los embutidos más conocidos que existen?

De igual modo, es importante que sepas que existen una serie de embutidos que son los de más tradición y/o consumidos. Entre ese grupo destacan los siguientes: chorizo, salchichón, fuet, salchicha, lomo embuchado, sobrasada, butifarra y morcón. Eso con respecto a los de carne, porque con respecto a los embutidos de vísceras los más conocidos son la sabadeña, la longaniza gallega y la salchicha de hígado. Finalmente, entre los embutidos de sangre destacan las morcillas y las botagueñas.Asimismo tenemos a fiambres que son muy reconocidos como por ejemplo la mortadela, el jamón de York, la roulada, la galantina, el chopped o el chicharrón.

Tripa natural o artificial

Ahora bien, y en cuanto a la tripa en la que se embuten todos los ingredientes la mayoría de personas, sean expertos o no en el tema, prefieren las naturales. Es decir, aquellas que provienen de los intestinos del cerdo, la vaca, las cabras o las ovejas porque otorgan un mejor sabor al embutido. Además no afectan los sabores internos del embutido y los hacen más jugosos.

Con respecto a las tripas artificiales, que en los últimos tiempos se han vuelto muy comunes, sobre todo para tipos de embutidos como los fiambres y las mortadelas, estas están hechas de colágeno, celulosa o plástico.

Por qué y cómo cortar el embutido

Es importante cortar muy bien los embutidos por varias razones. En principio, porque un embutido mal cortado pudiera no dar la mejor impresión o crear la mejor sensación al público al que se lo vamos a ofrecer. Por otra parte, se ha comprobado que la forma y el grosor que escojamos para nuestros embutidos afectan no solo su presentación sino también su sabor.

Efectivamente, un embutido cortado de la forma correcta aparte de que es sumamente llamativo a la vista, también potencia su sabor en nuestro paladar. De allí que en los últimos tiempos hayan surgido una serie de buenos y estupendos cortafiambres eléctricos que nos ayudan a cortar de manera perfecta nuestros embutidos y fiambres.Por eso es muy común observar ese tipo de cortafiambres en restaurantes, charcuterías y, por supuesto, también en nuestros hogares. Así es, estos dispositivos eléctricos ofrecen grandes ventajas y facilitan el mejor y más preciso corte de nuestros embutidos y fiambres, algunas de las cuales te las mencionaremos a continuación.

Ventajas que ofrecen los cortafiambres eléctricos

  • Garantizan, de manera rápida y eficaz un excelente corte de nuestros embutidos o fiambres, pero además brindándonos la oportunidad de cuidar la higiene. 
  • Asimismo los cortafiambres poseen una serie de accesorios que brindan y diversifican el abanico de posibilidades para la persona a la que corresponde cortar los alimentos.
  • Igualmente los cortafiambres poseen mecanismos de seguridad que ayudan a proteger nuestras manos de las cuchillas, cuidando de esta manera nuestra integridad física y evitando accidentes. 
  • También estas máquinas hacen que el servicio de comida sea más rápido, porque nos permite cortar cualquier tipo de embutido o fiambre de forma veloz.Por último, ganamos mucho en efectividad y homogeneidad en nuestros cortes, lo cual muy seguramente no se lograría si lo hiciéramos de manera manual. Así es, los cortafiambres poseen reguladores de grosor que nos ayudan a lograr uniformidad en nuestros cortes.

Como ejemplo los cortafiambres Jata ofrecen esta serie de características.

¿Cómo usar el cortafiambres para cortar nuestros embutidos?

Ante todo, hay que cuidar que las cuchillas de los cortafiambres estén siempre limpias antes de darle uso. En este sentido, es fundamental limpiar nuestro dispositivo después de utilizarlo para que para el próximo uso esté lo más higiénico posible. Lo mejor es hacerlo con un trapo, a fin de evitar que los restos de alimentos afecten posteriormente su higiene.

También es importante impedir que los afiladores se empasten. En efecto, ese empaste impide que la cuchilla se afile bien y altera posteriormente el corte haciendo que salga irregular. Lo cual, además, suele también afectar el sabor así como la presentación del plato

Por último, y ya con respecto al corte en sí, lo aconsejable es que cortemos nuestros embutidos lo más fino posible. Así es, un corte fino de nuestro embutido permitirá que el comensal disfrute de mejor manera su sabor. Además con ello facilitaremos que lo deglute sin hacer mucho esfuerzo e incluso le evitaríamos malestares estomacales.

Los embutidos, que forman parte de la tradición culinaria española, son excelentes para proporcionar energía e incluso ayudan a combatir el frío y, por supuesto, el cansancio. Pero más allá de estos beneficios, son un alimento muy delicioso al paladar siempre y cuando se corten de la manera correcta y se presente de manera llamativa a nuestra vista potenciando nuestro apetito.

En este sentido, esperamos que la siguiente guía te haya servido para prepararte para darle a cualquier plato o tapa que ofrezcas con embutidos, la distinción, sabor y presentación que un alimento tan rico se merece.

Aquí os dejamos con un vídeo explicativo de cómo cortar embutido, esperamos que os ayude 😉